El capítulo de las Ciudades y Villas de este Reino. Ciudades en el siglo XVI.

  • septiembre 2016
  • Publicado por Prensa CCEM
  • 0 Comentarios
  • Exposición compuesta por 39 cuadros elaborados en pintura acrílica sobre madera que corresponden a dibujos de las principales ciudades existentes de Sudamérica en el siglo XVI.

Territorios conquistados, búsqueda de metales preciosos y el valor de la cultura recóndita del siglo XVI en plena expedición española, es la trama que la joven artista Jimena Tapia pretende entregar al público por medio de 39 cuadros realizados con pintura acrílica sobre madera. Las huellas de clavo y la madera pintada con dorado y bronce, aluden la mirada de Felipe Guamán Poma de Ayala, el cronista indígena de la época del virreinato del Perú.

Las ciudades que se pueden observar en este trabajo y que corresponden a una Sudamérica en el siglo XVI, es fruto de inspiración del libro “Nueva crónica y el buen gobierno”, precisamente de Guamán de Ayala.

El mestizaje visual que nos entrega Jimena Tapia por medio de estos cuadros, pretenden continuar el legado de nuestro territorio mestizo, apropiado, destruido y reconstruido por los mismos españoles en tierra americana. Así mismo, nos permite preguntarnos: ¿cómo vemos el origen de nuestro territorio y de nuestras urbes?

“Poner en valor las ciudades y su patrimonio es lo que me incentivó hacer esta exposición y de alguna manera es un llamado a decir que pese a las transformaciones que han sufrido las ciudades como Santiago en el último tiempo, existe aún mucha historia. Apelo a la conservación, a la valorización de nuestras ciudades y también hago el vínculo con toda Sudamérica para señalar que hay una cultura común que nos ha unido desde antes de la llegada de los españoles”, explica Jimena Tapia.

El simbolismo que tiene la muestra de ir construyendo el punto a punto manualmente y que finalmente conforman la imagen total, es un tributo a la serigrafía manual. La imagen se edita digitalmente para llegar a una trama de semitonos -que es la primera manera que se usó para insertar fotografías en la imprenta- donde nacen los puntos blancos y negros, que al verlos a distancia conforman la imagen final.

¿El resultado? Una alusión a la esperanza de riqueza prometida a miles de personas que arribaron al continente desde Europa. Excusa perfecta del dominio español durante la llamada etapa de conquista en Sudamérica y el desarrollo de las ciudades.

“Quise exponer en el Centro Cultural Estación Mapocho porque hace un diálogo con las ciudades que presento en la muestra, ya que al igual que este lugar que fue una estación de trenes y no ha perdido esa esencia, yo vuelvo a presentar lo nuevo de las ciudades sin perder la raíz, conservando el tiempo con un nuevo sentido”, finaliza Jimena Tapia.

La muestra puede ser visitada en el Centro Cultural Estación Mapocho hasta el 2 de octubre de 11:00 hasta 20:00 horas.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *