Estación Mapocho de Nuit. El centro cultural en clave nocturna.

  • septiembre 2016
  • Publicado por Prensa CCEM
  • 0 Comentarios

 

20:30 horas y en un sector de la otrora estación de trenes una banda de músicos impregna con sensualidad el ambiente. El tributo a una era tan misteriosa como mágica se hace presente gracias a un espectáculo de favorables críticas y buena recepción de público: Paris de Nuit.

La capital gala, sin dudas, llega a su casa. Como no, si la imponente estructura construida para conmemorar el Centenario de la República, fue concebida gracias al genio del reconocido arquitecto chileno Emilio Jecquier, cuyos estudios los realizó bajo la tutela, de nada más y nada menos, Gustave Eiffel. Sello de imponente belleza neoclásica, perfecto para un montaje inspirado en la Ciudad Luz de 1930.

El movimiento comienza horas antes. La Fundación Teatro a Mil – presentadora del evento – no escatima en esfuerzos para engalanar el centro cultural con una propuesta temática especialmente pensada para el visitante.

Todo desde tempranas horas de la mañana…todo para que cuando el sol se oculte tras la cordillera de la costa – cuando la nuit se haga presente – un mágico juego de luz, color y mucha fantasía diga presente en pleno centro de Santiago.

Tradición desde el Barrio Yungay

“El Centro Cultural Estación Mapocho representa en el inconsciente colectivo del país un espacio que está ligado a la ciudad, a la urbe, y le otorga un glamour especial a este evento. Para nosotros es un tremendo desafío estar acá”.

La cita, proviene de Patricio Salinas, Chef Ejecutivo del restaurant Peluquería Francesa. Un proyecto gastronómico radicado en el barrio Yungay y descendiente de la tradicional peluquería que el próximo año cumple 150 años de vida. Tradición que se replica durante las funciones de París de Nuit, con una carta inspirada en cocina francesa y criolla, pero cuyo concepto va más allá de un tradicional Beef Bourguignon.

Paris de Nuit 10 ok

“Esto es una gran mezcla, una gran fusión porque en el fondo constituye una experiencia. Queremos que la gente venga no solo por un plato de comida. Somos un museo, una historia, emociones que se encuentran, y que mejor que en la Estación Mapocho”. Comenta Salinas entre antiguas sillas de barbero e implementos dignos de colección.

Música de una era

Los primeros asistentes al espectáculo llegan tipo 19:30 horas. Si bien el equinoccio de primavera se encarga de extender unos minutos el día, poco a poco la estación de trenes comienza a tomar el tan anhelado ambiente de bohemia parisina que promete la compañía Recirquel. La recreación del período de entreguerras europeo va de la mano con un cuidado juego de luces, que no hace más que destacar la imponente arquitectura del recinto. Los visitantes lo notan, recorren visualmente cada detalle – smartphone en mano – intentando inmortalizar una imagen que muchas veces el lente de una cámara no puede hacer justicia.

Paris de Nuit 9 ok

Más allá se escucha un piano, y luego un canto. La atención se centra en dos jóvenes mujeres. “Me parece que es un lugar con identidad, un tremendo patrimonio. Para los chilenos es un monumento centenario que sirve mucho para el turismo y fortalecer la agenda cultural”, señala Laura Bustos, pianista que junto a la cantante lírica Rocío Reyes, son las encargadas de entregar la primera sorpresa de la noche al asistente. Caen así, los sones parisinos de la época, cargados de sensualidad y misterio.

Agrega además. “Nos ha ido bien, el público se queda para escucharnos. La gente viene a ver un espectáculo y se encuentra de la nada con música en vivo. Hasta fotos nos piden”. La arquitectura, el color y la música se funden en un solo elemento a esas alturas.

El espectador opina

Pequeños grandes detalles que el público no ha pasado por alto. Lady Venegas, de Santiago Centro, destaca por sobre todo la ambientación que se logró generar en el recinto. “Me parece agradable, nunca pensé que pudiesen hacer un ambiente tan cálido, era complicado y fue bien logrado. La decoración, los árboles iluminados, todo ayuda para aquello”.

Similar opinión tiene el matrimonio compuesto por Vecky y Enrique Lehmann, provenientes desde Las Condes. Ella toma la palabra. “Precioso, una maravillosa sorpresa. Me gustó la peluquería, la decoración, las flores. Yo venía mucho a la Estación Mapocho a tomar el tren a Viña. Me trae lindos recuerdos.”

Paris de Nuit 15okok

20:30 horas y en un sector de la otrora estación de trenes una banda de músicos continúa impregnando con sensualidad el ambiente. Una cordial voz anuncia el inicio del esperado circo-cabaret, los comensales de la Peluquería Francesa pagan sus cuentas, uno que otro rezagado apura el tranco.

El espectáculo está por comenzar en un centro cultural vestido con su mejor traje de nuit.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *