Identidad mapuche en Centro Cultural Estación Mapocho

  • noviembre 2016
  • Publicado por Prensa CCEM
  • 0 Comentarios
  • Dos exposiciones se presentarán al público con propósitos similares; compartir la ancestral cultura mapuche y terminar con los prejuicios hacia el pueblo indígena. Pueden ser visitadas desde el 18 de noviembre al 18 de diciembre.

Desde lo más tradicional, hasta arte contemporáneo. El patrimonio histórico de nuestros pueblos originarios se presentará durante todo un mes en el recinto de Santiago Centro, gracias a la exhibición dos montajes recién estrenados.

Gonzalo Castro, nacido en Temuco e hijo de madre mapuche, presentará ‘’Escarbar’’, un relato multimedia que desarrolló luego de una investigación exhaustiva de archivos judiciales y material de prensa. El proyecto, tiene como principal objetivo mostrar la verdadera identidad de esta etnia, dejando de lado los prejuicios construidos a través del tiempo.

web 1

“Me llama la atención que, en Santiago, por ejemplo, se genere una negación respecto a los orígenes indígenas que todos tenemos. Cuando me sumerjo en archivos historiográficos me doy cuenta que las primeras imágenes del mapuche están totalmente construidas. Por eso la sociedad actual crea los conceptos peyorativos como que son flojos, violentos o terroristas. Yo no veo eso.’’, cuenta el artista.

Como resultado de dos años de trabajo, ‘’Escarbar’’, que se estará presentando en la Galería Bicentenario, mezcla variedad de lenguajes que se complementan para entregar una presentación vibrante que genera impacto en todo espectador. Los grabados, fotografías y video dan cuenta de la dura realidad a la que se enfrentan los pueblos originarios en la lucha por conservar su mundo y traspasar los conocimientos a las nuevas generaciones.

Tejido ancestral y su labor cultural

Por otra parte, en la Sala Lily Garafulic, se exhibirá el trabajo de la Escuela y Taller de Arte Textil Mapuche Ad Llallin. En esta oportunidad la muestra llevará el nombre ‘’Ñimikan, intrincada técnica utilizada para la elaboración de trariwes, prenda característica mapuche similar a una faja. Este tejido cumple una función de protección y fortalecimiento del vientre femenino, además de entregar una valoración social de la mujer al interior de su comunidad.

El taller, dirigido por la artista visual, Loreto Millalén, ha implementado las llamadas ‘’bitácoras de viaje de las tejedoras’’, ejercicio en el cual las estudiantes, se sientan frente a su wixal (telar) y reflexionan respecto a sus experiencias, emociones, ideas o recuerdos que surgen con el trabajo manual.

‘’Este ha sido un proceso donde hemos tratado de escudriñar y compartir en grupos un viaje íntimo individual y al mismo tiempo colectivo, sobre lo que ocurre, lo que somos capaces de observar y reflexionar en conjunto. Nos enfocamos principalmente en las dimensiones visibles e invisibles que abarca el arte textil mapuche’’, comenta la directora del taller.

web 4 ccem

Esta exposición en especial ha destacado por la participación de mujeres no mapuches y además hombres, quienes en palabras de su directora son ‘’tejedores maravillosos quienes han tratado el taller con mucho respeto y cariño’’.

Si bien la práctica no era permitida con anterioridad en la escuela, este año decidieron darle una oportunidad al chileno común o winka. ‘’Nosotros heredamos una cultura maravillosa, que fue creada para ser compartida hasta la eternidad y por tanto nadie se puede apropiar de ella. Es un hecho y se siente que la gente está confiando, se está uniendo y generando una energía maravillosa, por eso decidimos darle una oportunidad al no mapuche y aprender los unos de los otros’’.

Pola Castillo es una de las nuevas participantes del taller, quien sin tener apellido o relación con el mundo mapuche, ha decidido participar de este encuentro semanal, donde ha tenido la oportunidad de reencontrarse con su esencia femenina ancestral.

“Ha sido como reconectarme con lo interior, porque de tanto caminar en cemento, de repente encontrarme con otras mujeres que vibran igual que yo ha sido como andar descalza. El tejido es transversal en todos los sentidos de la vida, nosotros no tejemos solo lanas; tejemos relaciones, experiencias y aportes a esta sociedad’’, cuenta la estudiante o chillkatufe.

Ambas exposiciones, a pesar de ser desarrolladas de manera independiente, trabajan hacia un bien común que se ve reforzado gracias a la muestra conjunta de estas. Por un lado, la lucha por dar a conocer y compartir una cultura que, ante todo pronóstico permanece,  y por otro el deseo de mostrar al mapuche lejos del conflicto y los prejuicios; el ser humano real que lucha por el reconocimiento  libre de su identidad.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *