Un negocio familiar destinado a la gastronomía típica chilena, con platos caseros y un servicio de cafetería que incluye una amplia variedad de dulces. Si tuviéramos que definir a “El vagón del recuerdo” podríamos resumirlo en esa frase, platos frescos bien acompañados del calor que genera la atención al cliente.

Si quieres almorzar, el local posee un menú diario que se informa entre las 11 y las 12 del día, por un valor de $6.000 pesos. Este incluye entrada, plato de fondo, postre, té o café y agua saborizada. En caso de que estés a dieta, hay una amplia variedad de ensaladas para ofrecer y, si tu caso es todo lo contrario, puedes deleitarte con los diversos sánguches que contiene la carta en donde puedes elegir el tipo de pan y la carne que llevará cada preparación.

Si tu idea es desayunar o tomar once; la cafetería tiene dulces, tartaletas y pasteles para todos los gustos. Todo esto acompañado de un buen café o un té para entibiar el cuerpo.

A continuación, te dejamos la carta y algunas imágenes del menú que tuvimos el honor de probar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *